INCENDIO EN EL COCHE

La cantidad de automóviles que circulaban por Barcelona se oía crecer, aumentaban los servicios por accidente y no se porqué, durante un tiempo considerable, también aumentó en incendio en los coches mientras se encontraban circulando, en aquel tiempo la gran mayoría estaban alimentados por gasolina y en los impactos de cierta importancia se tenían muchas posibilidades de que el coche se incendiara.
  La gente no acudía a ayudar porque habían visto en las películas la forma en que los coches explotaban al poco tiempo de encenderse.

Yo ya llevaba quince años de bombero apagando incendios de distinto nivel en vehículos y ni a mi ni a mis compañeros nunca les había explotado ninguno, por ello y para conseguir que la gente fuera más solidaria ante un incendio, confeccioné la siguiente página amarilla.

EJERCITE SUS REFLEJOS, REALIZANDO LA SIGUIENTE PRUEBA. Estando el vehículo en marcha, imagínese un conato de fuego.

MANIOBRAS A REALIZAR
Accionar el intermitente de la derecha.


Reducir marchas y frenar arrimándose a la derecha.
Cerrar la llave de contacto.
Poner el freno de mano.
Aflojar el desconectador de la batería.
Coger el extintor.
Accionar la palanca del capó.
Vigilar al abrir la puerta que no se aproxime otro vehículo.

La mayor parte del volumen de un automóvil está compuesto por material combustible, si a éste se le suma el carburante inflamable que lo impulsa, veremos que el riesgo de incendio es importante.

Su instalación eléctrica cada vez más compleja, se ramifica por el interior del vehículo alimentando luces, pequeños motores, resistencias, radio, etc., estando estos conductos en contacto directo con moquetas, gomas, tapizados y plásticos combustibles.


Cuando el automóvil está en el parking, el desconectador de la batería es el mejor seguro contra incendios, para el propio automóvil y para los colindantes.

Ante un accidente, el desconectador de la batería es lo primero que se ha de accionar, eliminando las chispas que se producen al seccionarse los cables eléctricos y que pueden inflamar los posibles derrames de gasolina.

Estando el vehículo en marcha, la mayoría de los incendios se iniciarán en la zona del motor, donde a elevada temperatura existen elementos en continuo movimiento y pequeñas chispas eléctricas.


El mínimo fallo en el sistema puede iniciar un fuego. Por agarrotamiento de rodamientos, falsa explosión, tornillo del carburador mal apretado, correa del ventilador rota o floja, etc.

El fuego y el susto ya se han producido, saliendo una humareda del motor. No tardará en quemarse el tubo de la gasolina con lo que se harán más visibles las llamas

Un extintor de polvo anti brasa, de disparo controlado y de un kilo o más de capacidad, será la solución más rápida y efectiva porque. VD. PUEDE APAGAR El FUEGO fácilmente y con seguridad. – INSTALE el extintor al alcance de la mano. (EL HALÓN ACTUALMENTE ESTÁ PROHIBIDO)

El fuego que se encuentra en el motor, NO SE PUEDE INTRODUCIR por el conducto que alimenta la bomba de la gasolina y el carburador,

Por lo que no hay riesgo de explosión, mientras las llamas no alcancen el depósito de la gasolina que se encuentra casi siempre Al OTRO LADO del vehículo.
Siendo necesario que las llamas se extiendan por el exterior, lo cual Vd. podrá ver. ACTÚE CON DECISIÓN Y SIN TEMOR.

Levante el capó sólo unos diez centímetros y desde el mejor ángulo dirija el primer chorro hacia donde nacen las llamas. El fuego acusará este primer impacto reduciendo casi totalmente su virulencia.




Levante más el capó, y protegiéndose detrás de él, continúe descargando el extintor de forma continua, pero cambiando las direcciones del chorro desde una distancia máxima de un metro.
Posiblemente conseguirá la extinción, pero en caso contrario, baje de nuevo el capó y si es posible, repita la misma operación con el extintor de otro vehículo.


Siempre después del empleo del extintor, remate los posibles rescoldos con agua o cualquier bebida carbónica.

Si el vehículo está volcado y las puertas inaccesibles o atrancadas, no dude en romper los cristales con una llave inglesa o una piedra gruesa. Posiblemente para extraer a sus ocupantes, precisará de un cuchillo para cortar los cinturones de seguridad.

Si esta situación va acompañada de fuego, diríjase al extremo donde hayan menos llamas y procure sacar a quién se encuentre en ese lugar. Evite actuar por delante del tapón de la gasolina.
De cualquier forma si hay fuego, que alguien se responsabilice en LLAMAR A LOS BOMBEROS.

ver video https://www.youtube.com/watch?v=7dy2nfZia58