INCENDIO EN LA ESCUELA

En el año 1981 el Departamento de Formación Escolar del SEIS era yo, dependía del Departamento de Prevención pero estaba yo solo. Tenía que ir a las escuelas, e informar a los niños y a los no tan niños (en institutos) de las cosas que tenían que vigilar, para que no se produjeran incendios ni accidentes en las viviendas, y que es lo que tenían que hacer en caso de incendio se iniciara en su piso, en su vivienda o en el edificio.
 También informaba a los profesores, sobre el manejo de extintores y las mangueras que tenían instaladas en la escuela, y colaboraba con los directores a confeccionar los planes de evacuación de la escuela.

Para ellos confeccioné las siguientes instrucciones en esta página amarilla.
 Tengo que decir que guardo un grato recuerdo y una gran satisfacción por el trabajo que realicé durante ese periodo y posiblemente más adelante expondré más detalles de esta actividad.


La mejor forma de proceder ante un incendio en Colegios, Escuelas o Institutos es el DAR LA ALARMA, LA CONFINACIÓN DE LA ZONA DE INCENDIO,(cerrar puertas)  la inmediata EVACUACIÓN y el rápido AVISO Al PARQUE DE BOMBEROS MAS CERCANO.

DAR LA ALARMA. – la persona que descubra el incendio, si éste es insignificante lo sofocará con los extintores instalados y seguidamente dará aviso a la Dirección.   Si el fuego es amplio, cerrará la puerta del lugar siniestrado e inmediatamente acudirá a PULSAR LA ALARMA DE EVACUACIÓN.

LA CONFINACIÓN DE LA ZONA DEL INCENDIO. – Se realizará cerrando las puertas y ventanas de la zona donde se haya producido el incendio, de forma que el humo y/o las llamas no puedan alcanzar durante cierto tiempo las vías de evacuación, escaleras o pasillos.

EVACUACIÓN. – Para proceder a la evacuación, se ha de tener previsto de antemano una ALARMA DE INCENDIO conocida por todos los profesores. Una rápida intermitencia de timbrazos durante 30 segundos puede servir si no se dispone de otra cosa.

Es importante la autoridad del profesor para mantener SILENCIO absoluto entre los componentes de su aula, especialmente si NO SE VEN LLAMAS, OLOR A QUEMADO 0 HUMO, lo que podría minimizar el riesgo que puedan tener otras aulas más cercanas al fuego.

Se ha de preveer la evacuación ordenada de las aulas, por lo que partiendo del orden que ocupan en sus pupitres se puedan formar grupos de un máximo de diez alumnos, nombrando jefe de grupo al alumno que se considere más sensato.
las aulas serán evacuadas tan pronto se escuche la ALARMA DE INCENDIO sin esperar a más consideraciones.

El orden de evacuación por plantas, será el mismo que se realiza al finalizar las clases, de forma que los primeros en salir serán las aulas más cercanas a la puerta de salida.

Antes de salir del aula, se cerrarán todas las ventanas y el último en salir cerrará la puerta. los alumnos NO recogerán sus carteras, libros, abrigos, paraguas, etc., formarán en sus grupos y saldrán por orden cuando el profesor lo ordene.

QUEDA PROHIBIDO EL CORRER, se andará a paso rápido pero sin correr. Las aulas situadas en la planta baja serán las que más prisa se darán en la evacuación SIN ROMPER El BLOQUE DE GRUPOS que forma la totalidad de alumnos del aula, saldrán al exterior APARTANDOSE DE LA PUERTA DE SALIDA , acudiendo al PUNTO DE REUNIÓN que corresponde a cada aula

Sólo cuando TODOS los componentes del aula (hacer recuento) estén al exterior, el profesor acudirá a ayudar a la evacuación de las otras aulas, los alumnos nombrados jefes de grupo mantendrán unidos y concentrados a sus compañeros en el lugar donde les haya dejado el profesor, lugar ya previsto de antemano.

El riesgo de incendio, se determina por la cantidad de combustible o carga de fuego que haya en el lugar, así como la manipulación con elementos de llama libre, calor o chispas que se realicen.

En una escuela existen departamentos con carga de fuego importante como puede ser la biblioteca, almacén de material escolar, almacén de material de limpieza y mantenimiento, salón de actos, etc. En estos lugares ha de estar prohibido fumar., emplear estufas de llama libre o hacer fuego.

Otros lugares de riesgo son donde se emplea fuego habitualmente, en la cocina, caldera de calefacción a gas o fuel, laboratorio, etc. En estos lugares no se almacenará ningún tipo de combustibles, siendo el lugar donde el personal de limpieza y mantenimiento ha de demostrar mayor esmero.

El riesgo de incendio en un aula con niños es muy bajo, sin embargo si se incorpora una estufa de gas, gas-oil o petróleo, el riesgo puede ser preocupante. Si no queda más remedio que servirse de ella la estufa se pondrá en el punto más alejado de la puerta de salida.
 

El humo dificultará la evacuación, la configuración del edificio determinará la mejor forma de evacuarlo, para lo cual será preciso un pequeño estudio basado en la lógica. Si como se sabe el humo y las llamas se propagan hacía lo alto, la evacuación se realizará hacia abajo

Si existe más de una escalera, habrá que evitar por medio de puertas las comunicaciones directas de un hueco de escalera con otro, con el fin de que el humo no pueda pasarse a la vía libre de evacuación

COMO LLAMAR A LOS BOMBEROS
la forma de llamar a los Bomberos, estará ya escrita y puesta delante del teléfono de la Dirección, Conserje, Telefonista, etc. Se ha producido un incendio en la escuela …………………. está en la calle …………………… nº …. está entre la calle ……………… y la calle ……………… El fuego se ha producido en (Cocina) (Caldera) (Transformador). En en Colegio hay n.» …… de alumnos que están siendo evacuados. Es un Colegio de (1, 2, 3. 4) plantas.

CUANDO LOS BOMBEROS LLEGUEN Habrá un responsable del Colegio esperándolos, con un croquis de la escuela de un tamaño manejable, donde estarán indicadas las escaleras de acceso a las aulas, entrada de gas, cuadros eléctricos, cocina, almacén, tomas de agua para incendios. Se indicará a los Bomberos el lugar del fuego, posibles accesos al mismo, aulas que todavía no han podido ser evacuadas, etc.